CERES

Precio habitual 89 ‚ā¨ Precio de oferta 59 ‚ā¨
/

Ceres

Ceres (Deméter en la mitología griega) era la diosa de las cosechas, y como tal, tenía su propio trono en el Olimpo de los dioses. Madre de la doncella Koré, transformada más adelante en Perséfone, la diosa del Inframundo.  

Ceres representa, en la psicología junguiana, esa FIGURA MATERNA NUTRICIA, no obstante era descendiente directa de Rea y de Gea, las grandes diosas que simbolizaban a la Madre Tierra. Su benevolencia suponía la continuación de la vida en la tierra, la abundancia y la prosperidad. 

Para los antiguos griegos,¬†el¬†Invierno¬†llegaba cuando Pers√©fone bajaba cada a√Īo al Inframundo,¬†y Dem√©ter dejaba morir de pena todas las¬†cosechas‚Ķ Pero ellos sab√≠an que cada primavera Pers√©fone volv√≠a, y Dem√©ter nutr√≠a con abundantes flores, frutos y cosechas.¬†¬†

ERAN LAS PORTADORAS DE LAS ESTACIONES, y como tales, se celebraron¬†en nombre de madre e hija¬†las fiestas m√°s importantes de la Antig√ľedad durante 2.000 a√Īos: los misterios Eleusinos.¬†¬†

En ellos se celebraba la vida y la muerte, como un ciclo natural donde cada Invierno traía su Primavera, y viceversa. Eran ritos iniciáticos donde Perséfone desvelaba a unos pocos elegidos los misterios de la muerte, y estos dejaban de temerla. Y donde se celebraba también la vida, las cosechas, la Primavera...   

Rudraksha

Cualidades cl√°sicas atribuidas: PROTECCI√ďN, PAZ INTERIOR, aliado para la meditaci√≥n, CALMA, RELAJACI√ďN‚Ķ¬†

La leyenda dice que¬†Shiva, tras mil a√Īos de meditaci√≥n,¬†despert√≥ y derram√≥¬†l√°grimas de compasi√≥n por la humanidad. Dichas l√°grimas, al mezclarse con la tierra, se transformaron en las semillas¬†Rudraksha. As√≠, los textos sagrados del hinduismo dicen que la¬†rudraksha¬†es¬†un regalo de¬†Shiva¬†para¬†‚Äúacunar‚ÄĚ a la humanidad.¬†¬†

Semilla considerada sagrada en el hinduismo y en el budismo, su árbol crece principalmente en Nepal y en Java.  

..........
Semillas rudraksha: cuentas de 8 - 6 mm
Cuarzo rosa: cuentas de 8- 6 mm
Piezas de metal: Plata de Ley 925, salvo los discos ondulados (lat√≥n ba√Īado en Plata de Ley 925)
..........

RECUERDA: el poder de transformación siempre estuvo en ti, y solo en ti. El mala puede ser un gran aliado para volver a tu centro.

Todo objeto externo nos tiene que reenviar siempre a nuestro interior, donde siempre estuvo la capacidad de transformación. Y cada pieza es una propuesta en esta bella dirección. 

Utilizamos los relatos para inspirarte y reconectarte con tu prop√≥sito. Por eso, respira¬∑te, trabaja¬∑te, cu√≠da¬∑te‚Ķ es el √ļnico camino seguro y sincero de evoluci√≥n.

Respira·TE 

‚ÄúParece que seguimos siendo ni√Īos, como el beb√© que llora cada vez que no le dan de comer, o el beb√© que se siente aterrado por tener que respirar solo por primera vez, en lugar de que su madre lo haga por √©l.

No podemos seguir así. Llega un momento en que uno tiene que aprender a asumir la total responsabilidad de su vida. Asumir su respiración, su nutrición emocional y aprender que ese anhelo de fusión no es más que la ceguera a nuestra propia plenitud.

La maternidad biológica es tan solo el principio. Es un lugar donde recordarnos nuestra naturaleza y nuestra esencia más profunda.

La maternidad es un arquetipo femenino que est√° dentro de cada uno de nosotros, no importa si eres hombre o mujer.

Es una llamada a que seas tu propia madre, a que te nutras, a que aprendas a darte lo que necesitas en cada momento. A que te fusiones con tu propia presencia y descubras que ya est√°s completo pase lo que pase y est√©s o no acompa√Īado.

La maternidad llega un momento en que se convierte en una necesidad, pero no biológica, sino emocional.

Siendo tu propia madre, compasiva y acogedora, te conviertes en el sostén necesario para no abandonarte en tus procesos emocionales y en dejar de buscar esa conexión que parece no llegar nunca.

Y s√≠, tienes raz√≥n, nunca llegar√° si la sigues buscando en el lugar equivocado, porque no se puede buscar lo que ya se tiene. Est√°s andando en direcci√≥n opuesta. T√ļ eres tu propia madre. Cu√≠date, abr√°zate, resp√≠rate y acomp√°√Īate en cada paso, como si fuera el primero, como si fuera el √ļltimo. Se trata de parirse, de renacer a cada instante‚ÄĚ.

Elma Roura


‚ÄúDios puso un ser humano a tu cargo, y eres t√ļ mismo. A ti debes hacerte feliz y libre. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una p√©rdida de tiempo‚ÄĚ.

Facundo Cabral

Envíos.

En Maral√ļa ¬ģ elaboramos tu pieza s√≥lo en el momento de recibir la orden de pedido y tardamos un m√°ximo de 15 d√≠as en elaborar y enviar tu joya mala.¬†

Env√≠o gratis a partir de 99 ‚ā¨.

Pen√≠nsula 3.95 ‚ā¨ | 15 d√≠as h√°biles desde la fecha de encargo

Canarias y Baleares 9.95 ‚ā¨ | 20 d√≠as h√°biles desde la fecha de encargo

 

Cambios y devoluciones.

Son gratuitos. Nos hacemos cargo de todos los costes. Tienes un plazo de 14 días para realizar un cambio o devolución desde la fecha de compra.

Ponte en contacto con nosotros en hola@maralua.com para que te indiquemos el procedimiento a seguir.

Si necesitas más información consulta nuestra política de envíos aquí, y la de cambios y devoluciones aquí..

¬ŅTe contamos un secreto?¬†Detr√°s de cada dise√Īo hay un atelier vivo, donde ponemos mimo en cada detalle, convirtiendo cada Mala en una pieza realmente especial:

  • Descartamos numerosas gemas porque no nos parecen suficientemente bellas para ti.
  • Dise√Īamos pensando en ti. Encontrar√°s Malas de¬†cuentas de 8 mm, por su presencia y elegancia. Y Tambi√©n Malas de cuentas de 6 mm, por su versatilidad.
  • Envolvemos cada Mala en su propia historia, invit√°ndote a que inicies tu propio camino de autoconocimiento (#respira¬∑te)
  • Elegimos un packaging ecol√≥gico y especial, para convertir tu experiencia de compra en un ritual √ļnico.
  • Elaboramos¬†cada pieza en Espa√Īa, dentro de la filosof√≠a¬†slow design.
  • Empleamos materiales nobles como el oro, la seda, los cristales Swarovski o la plata.
Y esto tan solo es una muestra de lo que hay detrás de cada detalle. Nos mueve la ilusión de entregarte Malas que siempre quieras llevar contigo.